Los mejores fulares portabebés


Cargando…
César Méndez Pérez

El porteo es la manera de transportar a los bebés recién nacidos pegados al cuerpo de la madre o del padre con la intención de seguir estrechando el contacto después de nueve meses en el útero materno.

Existen varias maneras de porteo, como los fulares, las bandoleras y las mochilas ergonómicas, que tienen un formato ya establecido. En esta comparativa hemos querido centrarnos en los primeros, un sistema de porteo inspirado en esta antigua práctica usada todavía en numerosos países, pero con una exclusiva reinterpretación del producto.

Teniendo en cuenta la opinión de los especialistas, dimos con los cinco mejores fulares portabebés de los cuales, el preferido indiscutible es el Boba Wrap. Con más de 10.000 valoraciones de 5 estrellas, este modelo luce por su adaptabilidad y ergonomía que contribuye, tanto a los padres como a los niños, una magnífica comodidad.

¿Qué es un fular portabebé?

Se trata de una banda de algodón elástico que, de manera general, acostumbra medir entre 5 y 6 metros de largo y unos 50-55 cm de ancho. Esa banda se enrolla en el cuerpo del porteador de una forma específica para, después, ingresar al bebé. A fin de que les hagáis a la idea, la espalda del pequeño queda con apariencia de C y las piernas en M. De esta manera se mantiene sentado y sin dañarse las caderas.

Fular vs Mochila

Es una de las cuestiones habituales que se hacen los progenitores: ¿porteamos con mochila o con fular?

Como regla establecida, los especialistas sugieren el fular para los primeros meses de vida del bebé y, más tarde, pasarle a mochila en el momento en que haya ganado peso. No obstante, hay fulares que soportan hasta 20 kilos.

Por otra parte, está la facilidad de su manejo. Más allá de que la mochila tiene una estructura determinada y solo hay que ajustar las cintas y enganches a nuestra espalda y al tamaño del niño, el fular, una vez puesto, se ajusta de manera sencilla acoplando la anchura de las bandas.

Lo que sí es es cierto que poner el fular fuera de casa es más molesto por el hecho de que, al ser una lona tan extendida, es posible que llegue a mancharse en su contacto con el suelo.

Algunas personas valoran, asimismo, que el fular se adapta mejor a la postura del niño a lo largo de la lactancia.

Y, finalmente, el fular resulta mucho más económico que una mochila ergonómica de calidad y ocupa menos espacio si lo deseamos llevar en la cesta del carrito.

A tener en cuenta

Ahora que ya conoces las diferencias en medio de estos 2 tipos de porteo te enseñamos qué puntos tienes que estimar a la hora de seleccionar un óptimo fular portabebés.

  • El tejido. A fin de que una banda sea segura ha de estar confeccionada con algodón elástico que no se deforme ni coja holgura al ajustarlo o con el pasar de los años. La mayor parte de modelos son de algodón con una baja proporción de flexible spandex, aunque vas a encontrar alguna marca que elige entremezclarlo con poliéster para entregarle mayor resistencia.
  • El peso soportado. Estos sistemas de porteo son recomendables desde el nacimiento hasta los 15 o 20 kilos. Es decir, hasta el momento en que el bebé tenga alrededor de 3 años. Después, por razones obvias, no se recomiendan.
  • Las posiciones. Hay modelos con una sola situación de adelante, pero otros permiten cargar al recién nacido tumbado o apoyado en la cadera.

Ventajas del porteo o babywearing

Ciertos expertos en puericultura ven en estos complementos numerosas ventajas, como las siguientes:

  • El contacto físico tranquilidad, relaja y reduce el llanto de los bebés.
  • Desarrolla las capacidades cognitivas de los recién nacidos.
  • Calma los cólicos del lactante.
  • Mejora la producción de leche materna.
  • Deja la integración del bebé en la vida diaria de los padres.

Precio

Un fular portabebé tiene un precio muy asequible. Si tienes una persona cercana que vaya a ser papá o mamá, no dudes en obsequiar la maravillosa experiencia del porteo. En esta comparativa encontrarás modelos con costes que varían desde los 30 hasta los 65 euros.

El preferido: Boba Wrap

El Boba Wrap es el modelo de fular portabebé Top Ventas del mercado en línea.

Lo más destacado por los especialistas en porteo es la adaptabilidad del tejido que sujeta el cuerpo del bebé acatando su situación natural y sin ejercer ningún punto de presión en su cuerpo. De igual forma, el peso se reparte de forma ergonómica ofertando tranquilidad a los progenitores.

Hablamos de un tejido fabricado con un 95 % de algodón, con la elasticidad adecuada a fin de que siempre se sostenga la manera y no se afloje en el momento en que haya que reajustar a nuestro hijo para darle el pecho o sacarlo.

Además de esto, puede usarse en múltiples situaciones para llevar al bebé en la parte de adelante, a la cadera o la espalda. Así los papás se adaptan a las pretensiones del niño de acuerdo crece.

Se coloca de manera sencilla y con unos simples pasos. Una vez lo tengamos enganchado, no es requisito dejar caer el nudo para sacar y volver a poner al niño en el fular.

Otro aspecto que lo convierte en el favorito es su resistencia. Soporta hasta 20 kilos, con lo que ninguna excursión va a ser irrealizable con el Boba Wrap.

A los compradores les gusta mucho su extenso catálogo de colores y estampados. Basta con lavarlo con agua fría, aunque el desarrollador desaconseja el uso de suavizante ni su secado en la secadora.

Una aceptable opción alternativa: Manduca SLING

Manduca es una marca especializada en porteo que fabrica fulares y mochilas ergonómicas con tejidos de primera calidad, orgánicos y sostenibles con el medio ambiente.

El fular Sling es otro de los preferidos por las madres y progenitores que desean portear desde el primer día. No es tan fuerte como el preferido, que aguanta 20 kilos, pero aun de esta forma se puede portear a pequeños de hasta tres años.

Está fabricado con un tejido de punto bi-elástico de algodón 100 % transpirable y delicado con la piel del recién nacido. Se adapta a los 2 como una segunda piel y se pone de manera intuitiva merced a las costuras ribeteadas, al logo central de Manduca que se toma de referencia y al estrechamiento de los extremos.

Con Manduca Sling, libre en nueve bonitos colores, se portea al bebé de tres formas: 2 frontales, con la tela puesta de diferente forma, y una del costado a la cadera.

Para finalizar, se lava en la lavadora a temperatura máxima de 40ºC y puede secarse en la secadora.

Con respaldo ergonómico: Koala Cuddle Band

El tercer modelo de esta comparativa es ideal para todos los que desean realizar porteo durante los primeros meses hasta un máximo de 10 kilos de peso.

Se trata del Cuddle Band de Koala Babycare, un fular que se ajusta por medio de unos anillos laterales. Se divide en 2 partes: una banda principal y otra banda opcional que sirve de refuerzo cuando el bebé va cogiendo peso. Esto causa que no se necesite un fular de gran largura y, por consiguiente, sea todavía más simple de poner. Puedes verlo en este vídeo explicativo de la marca.

Además, y a diferencia del resto de modelos, tiene un respaldo ergonómico que contribuye fuerza al fular y asiste para repartir el peso de forma uniforme. Eso sí, como hándicap, solo puede usarse de manera de adelante en una sola situación.

La banda del fular está fabricada en un 65 % de poliéster, un 30 % de algodón y un 5 % de tejido elástico Spandex. El respaldo, por su parte, es de poliéster 100 %. Esta conjunción de materiales lo convierten un modelo resistente y rápido.

Está disponible en cinco colores y puede lavarse en la lavadora a temperatura máxima de 30ºC. No obstante, no se aconseja la utilización de la secadora.

El mucho más polivalente: CuddleBug

Una mezcla premium de algodón de felpa francesa (95 %) y spandex (5 %) hacen que la banda portabebés CuddleBug aporte la máxima seguridad y elasticidad tanto al bebé como al adulto.

Es tan suave como una camiseta, pero tiene la suficiente resistencia para mantener la cabeza del recién nacido.

Con las instrucciones vas a aprender hasta nueve maneras de envolver a tu hijo. Cada una de está pensada para adaptarse a sus necesidades.

El CuddleBug, que soporta hasta 16 kilos de peso, está libre en tres colores: azulón, negro y gris gaspeado. Puede lavarse a máquina y tiene garantía de por vida.

Al adquirir este producto, además de realizar un enorme regalo o disfrutar porteando a tu recién nacido, realizarás una acción solidaria. Parte de su valor va destinado a la ONG Long Way Home en Guatemala, que construye escuelas en las comunidades mucho más necesitadas.

El más destacable precio: Keababies

Keababies es una marca fantástica construída por una pareja cuya misión es promover el apego mediante productos de calidad asequibles para todos los bolsillos.

Con esta idea crearon su fular portabebé, entre los modelos más vendidos, homologado desde el nacimiento y hasta los 17 kg (4 años precisamente).

Está desarrollado con un tejido flexible, al unísono que fuerte, para que el peso no cargue la espalda y los hombros de quien portea. Este nivel perfecto de elasticidad también permite que el bebé se sienta seguro y cómodo en cualquier trayecto.

Se ajusta a personas de todas las tallas y puede lavarse en la lavadora.

Última actualización el 2020-12-15 at 00:52 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Calificar este producto

Dejar tu Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *